Los tres tipos de abdominoplastia: Cual es el más adecuado para ti?

Casi toda la gente  ha oído hablar de la cirugía de abdomen; un procedimiento de cirugía estética, también conocido como abdominoplastia, cuyo principal objetivo es eliminar el exceso de piel suelta de la zona abdominal. La cirugía de abdomen suele asociarse a la cirugía de mujeres junto con el aumento de pecho y la liposucción. Algunos pacientes también están familiarizados con la miniabdominoplastia; una versión del procedimiento normal que elimina una porción más pequeña de la piel abdominal. Sin embargo, muchos pacientes futuros de cirugía estética no se dan cuenta que en realidad hay tres formas principales variantes de la cirugía de abdomen:
Cirugía abdomen

  • Miniabdominoplastia
  • Abdominoplastia clásica
  • La cirugía de abdomen extendida.

Así que, ¿cómo saber qué tipo de cirugía estética de abdomen es la adecuada para ti? ¿Cuáles son las diferencias reales entre estas operaciones corporales? Sigue leyendo para aprender más sobre estos procedimientos.

La miniabdominoplastia

A veces llamada la “cirugía de abdomen sin cicatrices”, como hemos mencionado antes se le llama miniabdominoplastia porque elimina una parte más pequeña de la piel, y porque, en general la incisión es menor. La miniabdominoplastia es la mejor opción para las personas con una menor flacidez del vientre pero que no puede reducirse ni con dieta ni con ejercicio. En otras palabras, las miniabdominoplastia  es apta y recomendable para pacientes sanos, que quieren librarse de esa cartuchera que evita lograr un físico más delgado.

En la cirugía de miniabdominoplastia, el cirujano hará una incisión en la zona inferior del abdomen llegando hasta el ombligo. Ya que esta cirugía está en una escala menor que la abdominoplastia clásica, el ombligo por lo general no tiene que ser posicionado de nuevo durante el procedimiento. Una vez hecha la incisión, el cirujano eliminará una pequeña cantidad de exceso de piel sobrante, apretará los músculos abdominales, y luego tirará de la piel que queda tensada para cerrar la incisión. Los tiempos de recuperación para la miniabdominoplastia varían de un paciente a otro, pero con el uso correcto de analgésicos y evitando la actividad física intensa, los pacientes deberían ser capaces de reanudar sus actividades diarias en menos de una semana.

Tipos abdominoplastia

 

La abdominoplastia clásica o tradicional

La abdominoplastia tradicional es ideal para hombres y mujeres que están en buena forma física, pero que tienen una parte considerable de piel suelta que eliminar de su parte intermedia. A menudo, los pacientes de cirugía de abdomen tradicional han perdido una gran cantidad de peso en los últimos tiempos, o son las mujeres que tienen exceso de gordura y/o se les han quedado los músculos abdominales débiles debido al embarazo. También como hemos dicho antes, esta operación de cirugía es para pacientes que no pueden reducir sus problemas de estómago a través de dieta y ejercicio.

Para la cirugía de abdomen tradicional, la incisión de la cirugía es un poco más grande, por lo general va en una línea recta entre los huesos de la cadera. Una vez más, una liposucción menor se puede utilizar para ayudar con cualquier eliminación de grasa antes de que el cirujano apriete los músculos abdominales y cierre la incisión. Debido a que la abdominoplastia tradicional implica una mayor cantidad de piel a retirar, uno de los últimos pasos es la colocación correcta del ombligo. Dado que esta operación es un poco más profunda que la mini, los pacientes de cirugía de abdomen tradicionales puede que requieran de una corta estancia en el hospital durante la recuperación inicial. Por lo general el tiempo de recuperación de la abdominoplastia clásica es de 2 a 4 semanas, durante las cuales se prescriben medicamentos a tiempo para evitar el dolor o molestias innecesarias.

La cirugía de abdomen extendida

Para los pacientes con una mayor cantidad de piel suelta, flácida en su abdomen, así como en las caderas y en los lados de la parte baja de la espalda, la cirugía de abdomen extendida es el procedimiento más adecuado. Los pacientes de cirugía abdomen extendida también suelen tener exceso de grasa en partes del cuerpo que necesitan ser eliminados junto con el exceso de piel.

En la abdominoplastia extendida, el cirujano hace una larga incisión en el área abdominal que incluye la parte de las caderas y la parte baja de la espalda. Este tipo de cirugía casi  siempre requiere de la liposucción para eliminar el exceso de células grasas y drenar los líquidos adicionales. Entonces, el cirujano plástico procede a estirar los músculos en el abdomen y alrededor de las caderas, y quita la piel suelta innecesaria antes de suturar la incisión. Al igual que con la cirugía de abdomen tradicional, el ombligo debe ser colocado de nuevo para que se corresponda con la nueva forma del cuerpo del paciente. El período de recuperación de esta cirugía empieza en el hospital, donde los pacientes suelen permanecer durante 1-2 días, dependiendo de su estado. Las actividades diarias que no requieren mucho esfuerzo físico normalmente se pueden reanudar en menos de un mes. La inflamación puede persistir un poco más.

 

Más abdominoplastias y opciones alternativas

Mientras que las tres técnicas de cirugía estética de abdomen antes mencionadas son los más populares y frecuentes entre los pacientes de cirugía estética, existen otras posibilidades. La opción más insignificante de este tipo de operaciones abdominales conocida hasta la fecha es la abdominoplastia endoscópica, en la que se hace la incisión más pequeña, se elimina la menor cantidad de piel, y deja cicatrices por poco tiempo. En el otro extremo del espectro, está abdominoplastia circunferencial que implica una incisión quirúrgica que se extiende alrededor de toda la cintura. Otro tipo de procedimiento quirúrgico similar a la cirugía estética de abdomen es la paniculectomía.

Es importante tener en cuenta que la cirugía de abdomen no está destinada principalmente como solución a la pérdida de peso, y existen requisitos específicos para la salud que los pacientes deben cumplir para ser un candidato apto para abdominoplastia. Como la liposucción, la abdominoplastia tampoco está destinada a eliminar la celulitis, aunque los pacientes que sufren de celulitis pueden combinar  la cirugía de abdomen con un tratamiento anticelulítico.

Para obtener más información acerca de la cirugía estética de abdomen y los costos de cirugía estética de abdomen, o para aprender cuál procedimiento de cirugía estética de abdomen que es un candidato para, lo mejor es consultar primero con un cirujano plástico cualificado en su zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *